Nochenite

image

Calmaba el viento su credo, sonriente la luna la espero, angosto durmiente tan bello, emperatriz musical debe serlo.

Siempre en el filo, en poniente, darbuka valiente tormenta, detesta la vela al velero, la mar que protesta sin reja.

A tus pies, duendecita, cita la cita sucinta, hilando tan fino y con tino, el amor que envuelve su boca.

Dónde vas, saltamontes, ya es tarde, cierra los ojos, pide un deseo y duerme, si hasta aqui has llegado no sufras, descansa pliega tus alas y fruta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s